EXCELENCIA EN SALUD REPRODUCTIVA

VIH

 EL ROL DE LA DETECCIÓN DE ETS Y TRATAMIENTO EN LA PREVENCIÓN DEL VIH- HOJA CDC DE DATOS

El examen y tratamiento de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) pueden ser una herramienta efectiva en prevenir la propagación del VIH, el virus causante del SIDA. Un entendimiento de la relación entre las ETS y la infección del VIH puede ayudar en el desarrollo de programas de prevención del VIH que sean efectivos para personas con comportamientos sexuales altamente riesgosos.

¿Cuál es la relación entre las ETS y la infección del VIH?

 

Los individuos que están infectados con ETS son al menos de dos a cinco veces más propensos a adquirir el virus del VIH a través del contacto sexual que aquellos que no están infectados con alguna ETS. Además, si un individuo infectado con el VIH también está infectado con otra ETS, esa persona es más proclive a transmitir el VIH a través del contacto sexual que otras personas infectadas con el VIH (Wasserheit, 1992).

Hay evidencia biológica sustancial que demuestra que la presencia de otras ETS incrementa la vulnerabilidad tanto de transmitir como de adquirir el VIH.

  • Susceptibilidad incrementada. Las ETS aparecen para incrementar la susceptibilidad a la infección por VIH por dos mecanismos. Úlceras genitales (sífilis, herpes, o el chancro blando, por ejemplo) resultan en rupturas en el revestimiento de los conductos genitales o en la piel de tal área. Estas rupturas crean un portal de entrada para el VIH. Adicionalmente, la inflamación resultante de las úlceras genitales o de aquellas ETS no ulcerativas (la clamidia, gonorrea, y la tricomoniasis, por ejemplo) incrementan la concentración de células en las secreciones genitales que pueden servir como objetivos para el VIH (células de tipo CD4+, por ejemplo.
  • Infecciosidad incrementada. Las ETS también incrementan el riesgo de que una persona infectada con VIH transmita el virus a su parejas(s) sexuale(s). Los estudios han mostrado que los individuos infectados con el VIH, que a su vez están infectados con otras ETS son particularmente propensos a esparcir el VIH en sus secreciones genitales. Por ejemplo, los hombres que están infectados tanto con gonorrea como con el VIH son dos veces más proclives a tener el VIH en sus secreciones genitales que aquellos que sólo están infectados con el VIH. Además, la concentración media de VIH en el semen es hasta diez veces más alta en los hombres que están infectados con gonorrea y con el VIH que aquellos que sólo están contagiados con éste último. Cuanto más elevada es la concentración de VIH en el semen o en los fluidos genitales, mayor será la propensión a que el VIH sea transmitido a una pareja sexual.

 

 

 

¿Cómo el tratamiento de las ETS puede ralentizar la expansión de la infección por VIH?

                                                                                    

La evidencia de estudios de intervención indica que la detección y el tratamiento de las ETS pueden reducir la transmisión del VIH.

  • El tratamiento de las ETS reduce la capacidad de un individuo de transmitir el VIH. Estudios han mostrado que tratar las ETS en individuos infectados con el VIH disminuye tanto la cantidad de VIH presente en las secreciones genitales y con cuánta frecuencia el VIH se encuentra en estas secreciones (Fleming, Wasserheit, 1999).
  • El herpes puede hacer a las personas más susceptibles de una infección por VIH, y puede hacer que los individuos contagiados con esta enfermedad sean más infecciosos. Es crucial que todos los individuos, especialmente aquellos con herpes, sepan si están infectados con VIH, y si no lo están, que tomen las medidas necesarias para protegerse de infectarse con el VIH.
  • Entre los individuos tanto con herpes como con VIH, hay pruebas en marcha para estudiar si el tratamiento del herpes genital ayuda a prevenir la transmisión del VIH a parejas sexuales.

¿Cuáles son las implicaciones de la prevención del VIH?

Una sólida protección contra las ETS, pruebas, y tratamientos pueden jugar un rol muy importante en programas integrales para prevenir la transmisión del VIH. Más aún, las tendencias de las ETS pueden ofrecer importantes perspectivas en donde puede desarrollarse una epidemia del VIH, haciendo útil la información de monitoreo de las ETS en cuanto a pronosticar donde las tasas del VIH son más propensas a incrementarse. Se necesitan mejores vínculos entre el VIH y los esfuerzos de prevención de las ETS a nivel nacional para controlar ambas epidemias.

En el contexto de la persistente preponderancia de las ETS en muchos lugares de Estados Unidos, y con una evidencia emergente de que la epidemia del VIH en el mencionado país se está incrementando, y que está afectando poblaciones con altas tasas de ETS curables, el Comité Asesor de los CDC/HRSA en la prevención de las ETS y el VIH/SIDA (CHAC) recomienda lo siguiente:

  • La detección y tratamiento tempranos de las ETS curables debería convertirse en un componente mayor y más explícito en programas integrales de prevención del VIH tanto a nivel nacional como local;
  • Los programas de exámenes y tratamientos deben expandirse en áreas donde sean predominantes las ETS que faciliten la transmisión del VIH.
  • La prueba del VIH siempre debe ser recomendada para individuos que sean diagnosticados o de los cuales se sospeche que tienen una ETS.
  • Los programas de prevención de las ETS y el VIH en los Estados Unidos, junto a patrocinantes en sectores públicos y privados, deberían asumir la responsabilidad conjunta para implementar estas estrategias.

CHAC también señala que la detección temprana y tratamiento de las ETS debe ser sólo un componente de los programas de prevención integral del VIH, los cuales también incluir un rango de intervenciones, biomédicas, sociales, y de comportamiento.


© 2018 Parkmed.com. All Rights Reserved.