EXCELENCIA EN SALUD REPRODUCTIVA

TRICOMONIASIS –HOJA CDC DE HECHOS

¿Qué es la tricomoniasis?

La tricomoniasis (o “tric”) es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) muy común, la cual es causada por la infección de un parásito protozoario llamado Trichomonas vaginalis. Aunque los síntomas de la enfermedad varían, la mayoría de las mujeres y hombres que tienen este parásito no pueden darse cuenta de que están infectados.

¿Cuán común es la triconomiasis?

La Triconomiasis es considerada la ETS curable más común. En los Estados Unidos, un estimado de 3.7 millones de personas tienen la infección, pero sólo cerca del 30% desarrolla algún síntoma asociado a la triconomiasis. La infección es más común en las mujeres que en los hombres, y las mujeres mayores son más propensas a ser infectadas que aquellas que son más jóvenes.

Dos parásitos Trichomonas vaginalis, magnificados (vistos mediante un microscopio)

¿Cómo se contagian las personas con triconomiasis?

El parásito es pasado de una persona infectada a una sana durante la relación sexual. En las mujeres, la parte del cuerpo que más comúnmente se infecta es el bajo aparato genital (vulva, vagina, o la uretra), y en los hombres, la parte del cuerpo que usualmente se infecta es la zona interior del pene (la uretra). Durante el sexo, el parásito es normalmente transmitido del pene a la vagina, o de la vagina al pene, pero también puede transmitirse de una vagina a otra. No es común que el parásito infecte otras partes del cuerpo, como las manos, la boca, o el ano. No está claro por qué algunas personas con la infección presentan síntomas mientras que otras no, pero es probable que ello dependa de factores como la edad de la persona y su estado de salud en general. Las personas infectadas que no presenten síntomas, aún así, pueden transmitirles la infección a otras.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la triconomiasis?

Cerca del 70% de las personas infectadas no presentan signos o síntomas. Cuando la triconomiasis causa síntomas, los mismos pueden ir de una leve irritación a inflamación severa. Algunas personas presentan los síntomas entre 5 a 28 días luego de ser infectados, pero otras no presentan síntomas hasta mucho después. Los síntomas pueden aparecer y desaparecer.

Las mujeres con triconomiasis pueden notar picazón, sensación de ardor, enrojecimiento o dolor en los genitales, malestar al orinar, o un leve flujo con un olor inusual, y tal flujo puede ser claro, de color blanco, amarillento, o verdoso.

Tener triconomiasis puede hacer que el tener relaciones sexuales sea desagradable. Sin tratamiento, la infección puede durar meses o incluso años.

ETS y Embarazo

¿Cuáles son las complicaciones de la triconomiasis?

La triconomiasis puede incrementar el riesgo de contraer o diseminar otras infecciones de transmisión sexual. Por ejemplo, la triconomiasis puede causar inflamación genital que facilita ser infectado con el virus VIH, o transmitir el virus VIH a una pareja sexual.

¿Cómo afecta la triconomiasis a una mujer embarazada y a su bebé?

Las mujeres embarazadas con triconomiasis son más propensas a tener sus bebés demasiado pronto (parto prematuro). También, los bebés que nacen de madres infectadas son más proclives a presentar oficialmente un bajo peso en su nacimiento (menos de 5.5 libras (2,4 kilogramos)).

¿Cómo se diagnostica la triconomiasis?

No es posible diagnosticar la triconomiasis sólo basándose en los síntomas. Tantos para hombres como para mujeres, sus doctores de cabecera u otros profesionales sanitarios de confianza deben hacer un chequeo y una prueba de laboratorio para diagnosticar la triconomiasis.

¿Cuál es el tratamiento para la triconomiasis?

La triconomiasis puede ser curada con una sola dosis de medicación antibiótica prescrita (con metronidazole o con tinidazole), píldoras que pueden administrarse oralmente. No hay problema de que una mujer embarazada tome este medicamento. Algunas personas que beben alcohol en un lapso de 24 horas, dentro del cual han tomado este tipo de antibiótico, han presentado efectos secundarios desagradables.

Las personas que han sido tratadas por triconomiasis pueden contraerla de nuevo. Aproximadamente 1 de cada 5 personas se vuelve a infectar en un lapso de 3 meses luego de su tratamiento. Para evitar infectarse otra vez, asegúrese de que sus parejas sexuales también han sido tratadas, y espere a tener sexo de nuevo hasta que desaparezcan todos sus síntomas (esto puede tardar una semana). Vuelva a examinarse con su médico si sus síntomas aparecen otra vez.

¿Cómo se puede prevenir la triconomiasis?

El uso correcto de los condones de látex cada vez que usted tenga relaciones sexuales reducirá el riesgo de adquirir o transmitir la triconomiasis. Sin embargo, los condones no cubren todo, y es posible adquirir o diseminar esta enfermedad, aún cuando se esté usando condón.

La única manera segura de prevenir infecciones transmitidas sexualmente es evitar tener sexo, por completo. Otro método es hablar sobre esta clase de infecciones antes de tener sexo con un nueva pareja, así usted podrá tomar decisiones documentadas sobre el nivel de riesgo con el cual usted se sienta cómoda de asumir respecto a su vida sexual.

Si usted o alguien que conoce tiene preguntas acerca de la triconomiasis u otra ETS, especialmente con síntomas como flujo inusual, sensación de ardor al orinar, o una llaga o úlcera en el área genital, acuda a un profesional de la salud y aclare sus dudas.


© 2018 Parkmed.com. All Rights Reserved.